Pareja Radioactiva

Este blog tiene como fin principal informar sobre la importancia de la pareja Curie en la radioactividad a quienes decidimos ponerle hermanos radioactivos reemplazando su sangre por la "radioactividad".

domingo, 20 de junio de 2010

¿Por qué decimos que la radioactividad nos beneficia y nos perjudica a la vez?

Porque la radioactividad tiene usos positivos y negativos los cuales se presentan a continuación:
El mejor uso que podemos darle a la radioactividad se encuentra en la medicina, ya que se aplica positivamente. Se ha extendido con gran rapidez el uso de radiaciones y de radioisótopos en medicina como agentes terapéuticos y de diagnóstico.
En el diagnóstico se utilizan radiofármacos para diversos estudios de: Tiroides, hígado, riñón, metabolismo, circulación sanguínea, corazón, pulmón y trato gastrointestinales.
Se puede utilizar para la cura del cáncer mediante un largo tratamiento médico y para la aplicación de radiografías al cuerpo humano y por consiguiente el diagnóstico de determinadas enfermedades, pero hay que tener cuidado con el alto grado de exposición de un cuerpo a la radioactividad ya que genera trastornos de salud como la Leucemia.
Siguiendo con lo positivo encontramos a las radiovacunas utilizadas para combatir enfermedades parasitarias del ganado y que afectan la producción pecuaria en general. Los animales sometidos al tratamiento soportan durante un período más prolongado el peligro de reinfección siempre latente en su medio natural.
Gracias al uso de las técnicas nucleares es posible desarrollar diversos estudios relacionados con recursos hídricos. En estudios de aguas superficiales es posible caracterizar y medir las corrientes de aguas lluvias y de nieve; caudales de ríos, fugas en embalses, lagos y canales y la dinámica de lagos y depósitos.

En lo negativo de la radioactividad, encontramos su mal empleo tales como la creación de una bomba atómica que se caracteriza por la extraordinaria energía calorífica que desprende al estallar y liberar la llamada "radiación", y que tiene efectos nefastos en el cuerpo humano. La "radiación inicial", en el momento de una explosión, consiste en rayos alfa, beta, gamma y neutrones: casi todo ser viviente que se encuentre a menos de un kilómetro de radio de explosión de una de estas bombas muere casi al instante a consecuencia de las profundas quemaduras que causan las elevadas temperaturas generadas por estos rayos.
Le sigue la "radiación residual", que emana del suelo (espejo de la primera radiación): a consecuencia de ella, personas que no hayan sido expuestas directamente a la bomba resultan también afectadas.
Por tanto el mal uso de la radioactividad como el caso de la creación de una bomba trae consecuencias nefastas para todo ser humano debido a la potencia de estos rayos haciendo necesario que ante la utilización de elementos radioactivos se trabaje con sumo cuidado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada